lunes, 21 de junio de 2010

Temas económicos críticos de nuevo Gobierno Nacional


LOS MAYORES retos que deberá enfrentar el nuevo presidente en sus cuatro años de gobierno serán el desempleo y la pobreza, los problemas que han frenado los esfuerzos de la población para mejorar sus condiciones de desarrollo.

Así lo consideran varios analistas como Salomón Kalmanovitz, decano de la Facultad de Economía de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Jorge Iván Bula, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, Ricardo Bonilla, profesor e investigador de la misma universidad y Jorge Armando Rodríguez, director del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID), quienes participaron en un foro organizado por la U. Nacional.

“Es importante señalar los puntos más críticos que eventualmente tendrá que enfrentar el futuro presidente. Hay retos grandes, unos de ellos son los del empleo y la pobreza. La cifras han mejorado pero aún afecta a la mayor parte de la población”, señaló Bula.

Por su parte, Kalmanovitz sostuvo que “se debe enfrentar el profundo desequilibrio fiscal. Déficit del Gobierno que tiene que ver con devolución de impuestos en momentos en que la economía estaba en recesión. Hecho que trajo como consecuencia que el endeudamiento se elevara de manera galopante”.

Por su parte el profesor Ricardo Bonilla señaló que si Colombia le quiere apuntar a un crecimiento económico debe dejar de ser un país primíparo con especialidad minera. “Toca profesionalizar la industria, construir infraestructura, resolver el déficit habitacional y profundizar actividades de servicios en las cuales el país tenga posibilidades y sea competitivo”, explicó.

Más allá de estos hechos que son claves para el desarrollo de la economía, el nuevo Gobierno deberá implementar una política agresiva de comercio exterior, apoyo a la generación de empresas y principalmente de pymes, así como un impulso al desarrollo de la infraestructura.

Estos serán los principales retos del nuevo Gobierno:

El desempleo
Con una tasa de desempleo en abril de este año de 12,5 por ciento, enfrentar este problema no será fácil, ya que es estructural y para ello se requieren no sólo de buenas intenciones sino de reformas que deben pasar por el Congreso.

Actualmente son 2,5 millones de colombianos que están desocupados, pero cada año salen a buscar trabajo por lo menos 550 mil, que compiten igualmente con otro millón y medio de trabajadores que permanecen inactivos. De allí que la propuesta de Santos de generar 2,4 millones de empleos en los cuatro años de su Gobierno no es irreal, sin embargo deberá crear la forma de que los nuevos profesionales que salgan de las universidades sigan capacitándose.

La pobreza
Los niveles de pobreza sacuden actualmente a casi la mitad de los colombianos. De acuerdo a las Naciones Unidas, el 43 por ciento de la población es pobre y el 11 por ciento vive en condiciones de miseria. Con estas cifras, el nuevo Gobierno deberá atacar de raíz esta situación, con la formalización del trabajo de por lo menos 550 mil personas que hoy viven en la informalidad laboral.

Otro elemento que debe implementar el Ejecutivo es impulsar un mayor desarrollo del agro colombiano, con empleo bien pago, para evitar que miles de familias campesinas lleguen a las ciudades para meterse en los cordones de miseria. Este problema social, de acuerdo a los investigadores de la Universidad Nacional, bajaría la violencia en el campo.

La salud
Con la aprobación de la reforma tributaria para la salud, por el que el Gobierno percibirá 1,3 billones de pesos al año, se apaciguará el problema de este sector pero no acabará con el enorme hueco fiscal.

Este es un reto enorme para el Gobierno que más que cobrar impuestos al tabaco, a los vinos y a la cerveza, deberá impulsar una profunda reestructuración sobre el régimen de prima media, ordenando el papel que tiene cada institución en la prestación del servicio pero teniendo como objetivo mejorar la atención a los usuarios. Se debe evitar que unos cuantos avivatos se enriquezcan reteniendo los dineros de las EPS y que las mismas empresas le den transparencia a ese manejo.

Además, el Gobierno tiene que idearse la forma en que los medicamentes esenciales sean recibidos por los usuarios, sin que tener que pagar de su bolsillo lo que le corresponde al Estado.

Los impuestos
Para la analista del Bancolombia, Camila Quevedo Vega, el problema tributario en Colombia es de base gravable, por lo que las medidas para simplificar el actual Estatuto Tributario son bienvenidas. De allí que aumentar la base del IVA y unificar el régimen de tarifas permitiría elevar el recaudo, como lo ha propuesto Juan Manuel Santos.

Aunque hay que reconocer que en Colombia la evasión ha venido presentando un comportamiento descendente en los últimos años, al pasar de 36.6 por ciento en 2000 a 22.4 por ciento en 2008, es necesario tener en mente que cada punto de evasión termina costando cerca de $368 mil millones anuales y, según dice la DIAN, si el país lograra reducir su tasa de evasión a los estándares de América Latina (10 por ciento) se recuperarían cerca de $4.6 billones anuales.

Sector minero-energético

Ante el desarrollo de este sector que en los últimos meses está volando, se requiere la creación de fondos de estabilización o sustentabilidad de los recursos mineros que permitan ahorrar, incluso con prepagos de la deuda. Sin duda, el tema del boom petrolero también implica una reforma al régimen de las regalías. Esto permitiría llevar a cabo no sólo estrategias de promoción de desarrollo regional, sino también ordenar el manejo de los recursos a nivel territorial.

Las finanzas

El enorme hueco fiscal que actualmente tiene el Gobierno Central - 4,5 por ciento del Producto Interno Bruto-, se debe atender con urgencia.

La analista Quevedo sostiene que Colombia ha avanzado en el diseño de algunas estrategias para sanear el panorama fiscal. Los avances se han materializado en una dramática reducción del déficit, una disminución de los niveles de deuda externa y una menor exposición de la misma a las fluctuaciones de la tasa de cambio. Pero el alcance de la reglamentación fiscal ha sido limitado por la naturaleza estructural del desequilibrio del Gobierno Nacional Central (GNC) y la realidad política.


1 comentario:

Roberto dijo...

Es muy importante que desde el gobierno impulsen más empleo! No es nada fácil encontrar un empleo bien pago y que sea formal.

Además, como bien dice el post, muchas familias deben viajar a las ciudades para conseguir un empleo.

Estoy buscando ahora mismo un trabajo, y encontré esta bolsa de empleo muy buena con muchos avisos.

Buen post, saludos.