miércoles, 23 de diciembre de 2009

Comicios de 2010 estarían en peligro: país político


Para voceros de partidos y candidatos a la Presidencia el asesinato del Gobernador del Caquetá alerta sobre lo que podría pasar en las próximas elecciones.

COMO UN signo de que las Farc están vivas y pueden amenazar las elecciones legislativas y presidenciales del 2010, interpretaron varios líderes políticos del país el secuestro y posterior asesinato del gobernador del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar.

Voceros de partidos políticos, candidatos presidenciales y ex presidentes de la República hablaron sobre las causas del crimen perpetrado sobre el mandatario regional y si estaban de acuerdo con la orden impartida por el Gobierno de rescatar militarmente a los plagiados. Es de aclarar que sus reacciones se produjeron antes de constatarse que el gobernador Cuéllar había sido asesinado por sus plagiarios.

La aspirante presidencial Noemí Sanín dijo que con este acto el grupo guerrillero quiere demostrar que todavía tiene fuerza militar a pocos meses de las elecciones.

“Frente a las elecciones las Farc quieren demostrar que están vivas, y en este caso particular para tratar de desprestigiar la seguridad democrática, y lo que pensamos nosotros es que precisamente lo que consiguen es demostrar que necesitamos aplicar más seguridad democrática, profundizarla”, indicó Sanín.

“Cada secuestrado colombiano, merece una operación Jaque, con los mismos cuidados para preservar su vida y garantizar su libertad”, agregó.

Por su parte, el senador Efraín Cepeda, ex presidente del Directorio Nacional Conservador, expresó que lo ocurrido con Cuéllar es un campanazo de alerta sobre lo que puede ocurrir en las jornadas electorales programadas para 2010.

“Este ha sido un atentado contra la democracia y un campanazo de alerta contra las elecciones del próximo año”, señaló.

Cepeda respaldó al presidente Álvaro Uribe en su decisión de “jugársela militarmente para liberar a los secuestrados”.

El ex presidente Andrés Pastrana expuso que las Farc están demostrando que tienen aún fuerza en el país y dijo que ante todo, se debe defender es la vida de los secuestrados.

“Era previsible que las Farc que iban hacer ese tipo
de secuestros selectivos para tratar de demostrar que todavía tienen una fuerza en nuestro país. Y por eso es condenable desde todo punto de vista el secuestro del gobernador del Caquetá, porque las Farc han demostrado que tienen un doble lenguaje, porque por un lado están hablando de la liberación de los soldados y policías, y por el otro vuelve a secuestrar civiles”, apuntó Pastrana.

“Lo que primero hay que defender”, agregó el ex primer mandatario, “es la vida de los secuestrados y tener todas las informaciones de cómo y en qué forma se puede lograr traer sanos y salvos a los secuestrados”.

El vocero del Partido de Integración Nacional (PIN), Samuel Arrieta, expresó que lo que están planeando las Farc es realizar sabotajes en víspera de las elecciones.

“No podemos confiarnos en que las Farc ya están derrotadas, porque tienen capacidad de reacción. Esto es un aviso frente a las elecciones para aplicar sabotajes en algunas partes del país”, anotó el senador.

La senadora Piedad Córdoba exteriorizó su esperanza en que no se continúe truncando el proceso de liberación de Pablo Emilio Moncayo, Josué Daniel Calvo y los demás secuestrados.

El director del Partido Liberal y candidato presidencial Rafael Pardo declaró que la colectividad apoyaba la orden de un rescate militar, pero advirtió que no debería entorpecer la liberación de los demás secuestrados.

“Respaldamos la decisión del presidente Uribe de ordenar la búsqueda y liberación del Gobernador del Caquetá”, dijo. “Consideramos también que esta decisión no debería entorpecer la liberación de los dos colombianos que llevan 10 años secuestrados y que están en proceso de liberación”, precisó Pardo.

El candidato presidencial Gustavo Petro lamentó el secuestro del Gobernador del Caquetá, e insistió en que este es un delito de lesa humanidad: “La toma sistemática de rehenes por parte de las Farc con fines extorsivos es un crimen de lesa humanidad y un crimen de guerra”.

De igual manera, Petro se mostró confiado en que se consiga la paz y la reconciliación para dejar atrás este flagelo que ha sufrido por décadas Colombia: “Espero que no solo el Gobernador del Caquetá, sino los policías, soldados y todos los secuestrados en Colombia, recuperen su libertad antes de que termine este año”.


No hay comentarios: