viernes, 15 de mayo de 2009

Uribe "se desliza hacia la autocracia", según The Economist


El semanario británico The Economist advierte en su último número del deslizamiento del presidente colombiano, Álvaro Uribe, "hacia la autocracia", con el consiguiente "daño para la democracia".

"Un país que se caracterizó en el pasado por una saludable y hasta exagerada desconfianza frente al poder ejecutivo, Colombia está a punto de permitir a Álvaro Uribe presentarse a un tercer mandato consecutivo, algo sin precedentes", señala la revista.

"Muchos colombianos dan crédito a Uribe por haber transformado su patria de un Estado semifallido en un lugar boyante aunque todavía no exento de violencia", escribe "The Economist", según el cual la gratitud de los ciudadanos por esas conquistas le permitió lograr su segundo mandato en el 2006 tras la oportuna reforma constitucional.

Después de siete años en el poder, sigue disfrutando de un índice de aprobación del 71 por ciento, según la empresa de sondeos Invamer-Gallup, y un 59 por ciento de los encuestados dice que apoyaría un referéndum sobre una nueva reforma constitucional que posibilitase el tercer mandato.

Pero hay quienes se oponen a esa posibilidad, y algunos de ellos son personas que estuvieron muy cerca del presidente, como Fabio Echeverri, quien estuvo al frente de sus dos campañas presidenciales.

Según "The Economist", la preocupación de esas personas y de la revista colombiana "Semana", que se opone a la reelección por la erosión que supone de la necesaria separación de poderes, es tanto mayor por cuanto "el gobierno de Uribe no ha estado libre de abusos y escándalos", como el asesinato de civiles inocentes para presentar sus cadáveres como de guerrilleros muertos en combate.

"El Gobierno insiste en que está comprometido a poner fin y castigar tales abusos, que califica de aislados, pero entre sus aliados de fuera parece crecer el escepticismo", señala la revista británica, que recuerda que los demócratas que controlan el Congreso norteamericano han paralizado la ratificación del tratado de libre comercio con Colombia por los asesinatos de sindicalistas, fundamentalmente.

En marzo, Gran Bretaña anunció también la suspensión de un programa destinado a formar a los soldados colombianos en materia de derechos humanos, aunque mantiene la ayuda a la lucha contra las drogas así como a los grupos cívicos y al sistema judicial.

El semanario británico señala que muchos colombianos están también preocupados por las actividades del servicio de inteligencia civil, el DAS, cuyos tres directores sucesivos están siendo interrogados por la fiscalía en relación con el supuesto espionaje ilegal de políticos, periodistas y jueces del Tribunal Supremo.

Otro argumento esgrimido por los críticos de la reelección de Uribe, dice The Econoomist, es que las prioridades nacionales han cambiado y la economía es ahora la principal fuente de preocupación pública, por encima de la seguridad, lo que en parte se debe al "éxito de Uribe", pero es por otro lado consecuencia de la creciente recesión.

Además, Uribe puede "agravar una preocupante tendencia regional", escribe también la revista británica en referencia al venezolano Hugo Chávez, quien ganó recientemente un referéndum que abolía los límites a los mandatos presidenciales y "se dedicó acto seguido a hostigar a los opositores".

The Economist señala que hay en Colombia otros "candidatos fuertes" y cita la posibilidad de que se presente el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, además del independiente y ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo.

"Si no renuncia mientras sigue llevando ventaja, la historia podría juzgar que Uribe empezó así a desmontar sus propios logros", concluye el semanario.


1 comentario:

Colombina dijo...

Efectivamente con una reelección de Alvaro Uribe, Colombia se acerca a pasos agigantados a la Autocracia:

http://autorneto.com/referencia/noticias-mundiales/politica/la-segunda-reeleccion-del-presidente-de-colombia/