martes, 21 de abril de 2009

Senado debatirá sobre negocios de los hijos de Uribe


Dos ministros y otros funcionarios serán citados para que aclaren su intervención en la valorización de un terreno de propiedad de varios familiares del Presidente

UNA PROPOSICIÓN para citar a varios funcionarios vinculados con un negocio de lotes en Mosquera, Cundinamarca, que podría haber favorecido a los hijos del presidente Álvaro Uribe, será presentada hoy por el congresista Jorge Enrique Robledo.

El presidente del Congreso, Hernán Andrade, se adelantó y desde ayer ofreció garantías a la bancada del Polo Democrático Alternativo para que el 12 de mayo adelante el debate.

“Es un tema difícil, mortificante. Desde el punto de vista legal se pueden haber hecho bien las cosas, pero vendrá la incidencia del tema ético que mortifica a la opinión pública, y habrá que ponerse las cartas sobre la mesa”, señaló Andrade.

El periodista Daniel Coronell denunció en su columna de la revista Semana y en la última emisión del teleinformativo Noticias Uno, lo que podría ser un caso de tráfico de influencias a favor de Tomás y Jerónimo Uribe, quienes en el 2006 compraron un terreno que, un año después, habría aumentado notoriamente de valor.

“El enriquecimiento dejó una huella imborrable en los libros. Los derechos fiduciarios que antes estaban valorados en 33.926.553 de pesos pasaron a valorarse, en una nueva compañía de los hermanos Uribe, en 3.902.998.621 de pesos”, dijo Noticias Uno.

“Esa valorización está mediada por dos decisiones de funcionaros públicos”, explicó el senador Robledo. La del entonces alcalde de Mosquera José Álvaro Rozo, “de cambiarle el uso a unos terrenos que estaban definidos como rurales y se terminan convirtiendo en terrenos industriales”; y la del “Ministro de Hacienda, el Ministro de Comercio, la directora de Planeación, el director de la DIAN y un ministro consejero del palacio presidencial”, quienes “cambian nuevamente el uso del suelo al otorgar sobre parte del predio una zona franca industrial”.

Para el legislador del Polo Democrático, “estamos ante un hecho que a mi juicio tiene bastantes visos de ser más un negociado en el que se utiliza el tráfico de influencias en beneficio de la familia de los dos hijos del Presidente de la República”.

Según Noticias Uno, los terrenos fueron adquiridos en diciembre del 2006; tiempo después, y gracias a un decreto que habría expedido el entonces alcalde Rozo, el predio pasó de ser zona rural a industrial, pues allí se construiría la llamada Zona Franca de Occidente.

“Las medidas del Alcalde dispararon el valor comercial del terreno y pasaron de cotizarse por hectáreas a metro cuadrado. Una empresa de la familia del Alcalde le compró a los hermanos Uribe la décima parte del terreno por 702 millones de pesos”, precisó el informativo.

Robledo explicó que si prospera el debate, Rozo deberá decir por qué después de la compra del lote por parte de la familia presidencial, a los pocos días se le cambió el uso del suelo de rural a industrial, para una primera gran valorización, y después el mismo Alcalde les compró una parte de ese mismo lote a Tomás y Jerónimo Uribe.

“Daría la sensación de que lo llevó en el negocio”, expresó el congresista.

“El lote se sigue valorizando en metros y por meses al diez mil por ciento... ¿Sabía Uribe que sus hijos estaban en ese negocio de la zona de Mosquera? Que los ministros nos digan si eran los únicos que sabían de ese negocio o cómo fue que se tramitaron todos los documentos de manera tan diligente”, dijo el legislador.

Controversia

Coronell, director de Noticias Uno, sostuvo que el enriquecimiento de los hijos de Uribe no es una opinión suya sino un hecho probado y documentado: “Lo exótico de esto es que una decisión oficial termine favoreciendo a los hijos del jefe de Estado”.

El ministro de Industria y Comercio, Luis Guillermo Plata, aseguró que la aprobación de la Zona Franca de Occidente se ajustó a los requerimientos exigidos por la ley, y que no hubo tráfico de influencias y se produjo en las mismas condiciones en que se han aprobado las demás.

Para el funcionario, Tomás y Jerónimo Uribe “son ciudadanos comunes y corrientes, tienen el derecho como cualquier ciudadano, y si yo cumplo con los requisitos y hago una aplicación, pues debo poder recibir los beneficios también”.
Por su parte, el ex alcalde Rozo negó que haya modificado el uso del suelo “para favorecer a los hijos del Presidente”.

“El uso del suelo no se puede modificar por medio de un decreto firmado por el Alcalde; eso sólo es posible por una decisión que tome el Concejo por medio del POT”, explicó.


No hay comentarios: