lunes, 28 de diciembre de 2009

Emergencia social en salud es solución tardía: Pardo


El candidato presidencial del Partido Liberal calificó la decisión de “desesperada” por problemas diagnosticados en 2003.

ANTE LA decisión de Gobierno Nacional de decretar la emergencia social en el sector salud, el candidato presidencial y director del Partido Liberal, Rafael Pardo, dijo ayer que espera que esta vez sí se tomen las medidas de fondo frente a los problemas que se le salieron de las manos al Ejecutivo desde tiempo atrás en la cobertura y la calidad de la atención a los pacientes, y no se trate de un anuncio más para maquillar la crisis de la salud en el país.

El Gobierno de Álvaro Uribe declaró el pasado miércoles la emergencia social para evitar la quiebra del sistema de salud y buscar nuevas fuentes de financiación, informó en ese momento el ministro de Protección Social, Diego Palacio.

Uribe firmó los dos primeros decretos que establecen y reglamentan la emergencia social que se extenderá por 30 días. Para los primeros días de enero se espera que se promulguen los nuevos decretos que fijarán el aumento de impuestos al cigarrillo y las bebidas alcohólicas, de donde se prevén obtener mayores ingresos para atender el sistema de salud.

Nada nuevo

Pardo afirmó que los problemas que llevaron al Gobierno a tomar una decisión tardía y desesperada, ya habían sido diagnosticados por el Congreso hace seis años y sin embargo, las autoridades de la salud hicieron caso omiso a esas recomendaciones.

“La situación en salud pública en Colombia es en extremo crítica. Yo presidí la comisión accidental del Senado que en el año 2004 sugirió soluciones urgentes para el sector salud, recomendaciones que desafortunadamente no se adoptaron en su momento. Hoy el país se encuentra abocado a una situación que puede considerarse muy próxima a la calamidad pública, derivada de una iliquidez del sistema de salud y de una inviabilidad por la misma falta de recursos.
Muchos de esos problema estarían solucionados si se hubieran tenido en cuenta las apreciaciones y el llamado del Congreso de la República”, afirmó Pardo.

Para el candidato presidencial es importante que se apliquen reformas estructurales en el sector de la salud para hacerlo viable, como volver más sencilla y simple la arquitectura financiera del sistema, que hoy es demasiada compleja y se ha convertido en fuente de desviación de recursos, corrupción e inequidad en el acceso a los servicios.

“El Gobierno debe aclarar si realmente se necesitan nuevas fuentes de financiación para tener claridad sobre cuáles son y cómo lograr la estabilidad de las mismas. Se requiere que los servicios no incluidos en el POS sean bien financiados con una operación adecuada para disminuir el número de tutelas a la cual deben recurrir los colombianos”, resaltó Pardo.

¿Inútil?

“Esa urgencia no va a resolver nada”, advirtió hace poco a EL NUEVO SIGLO la senadora liberal Cecilia López. “Esos son pañitos de agua tibia. Lo que el Gobierno tiene que hacer es seriamente convocar a un grupo de expertos ¡ya!, que empiecen a trabajar a ver cómo ajustamos la Ley 100 ó si hay que transformarla totalmente, mirando la situación económica. Eso es lo que hay que hacer”, argumentó.

“Los que mantienen la tesis de la intermediación privada en todos los escenarios, y de una salud asistencial y no preventiva, han fracasado en todos los escenarios del mundo. Por eso Obama está cambiando el modelo de salud, por eso los chilenos están haciendo lo mismo”, le comentó a este Diario el senador Gustavo Petro, candidato presidencial del Polo Democrático.

Olga Lucía Zuluaga, directora ejecutiva de la Asociación de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos (Acesi), expresó que para los 365 hospitales que representa a nivel nacional, lo importante en este momento es que los recursos que serán entregados lleguen a esos centros de atención y no se queden en las EPS del régimen subsidiado, las cuales actualmente tienen una deuda superior a los 775 mil millones de pesos con los hospitales públicos.


No hay comentarios: